5km en Barbados

10411204_533414123460911_9143394823021204921_n

¿Por qué y como llegué?

Hace más de un año, cuando empecé a entrenar, había tenido mi mirada en una competencia. Dígase locura, impulsividad, lo que usted quiera, yo tenía que venir a Barbados a competir en este Festival desde que lo vi anunciado en H2Open Magazine.
Hace un par de meses, casi después de hacer la Eco Milla (bueno la doble) les avisé en la academia que iba a aumentar en un día más los entrenamientos porque ya tenía todo listo para venir a Barbados.
El profe Randall me actualizó los entrenamientos y empezamos a ponerle bonito. Los jueves tenía doble sesión para ir midiendo la distancia. Ya en los últimos entrenos vimos la parte de la alimentación e hidratación durante la carrera, que lamentablemente no pude aplicar por un problema de zona horaria.

Lo primero de este viaje es pues viajar claro está. Llegar aquí ocupaba pasar por Estados Unidos. El mae de migración me dijo que no parecía nadador, en especial por mi bigote y barba (yo por dentro hice un facepalm!) y pues tuve que ignorarlo para evitar problemas. Algo similar me paso aquí en Barbados con la mae de aduanes (yo wtf!) aunque creo que quería jugar de graciosa.

El idioma aquí es inglés ala Barbados por su puesto y parece que la incomprensión es mutua por que tanto ellos como yo preguntamos dos veces jaja.

Como llegue de noche, no pude ver mucho, pero si me costó acostumbrarme a que aquí se maneja por la izquierda. En las rotondas (aquí tienen montones) me daba un paro cada vez que salíamos o entrabamos a una.

Ya era relativamente tarde por lo que no todos los lugares estaban abiertos, excepto los bares. Le pregunte a la recepcionista por un lugar de pastas (para cargar carbs de una) y el que me refirió esta larguillo y cuando llegué vi que estaba cerrado. Así que pasé a una estación gasolinera y compre agua, hidratante y unos cupcakes :(.

El previo

A las 4:30am de aquí (o eso creí yo) me levante para ir a desayunar. Lo único abierto cerca era el “Lucky Horse” y lo único que vi que me podía comer era un club sándwich con papas.

A las 6am me encaminé hacia el evento que esta a 4km de mi hotel. Por un momento pensé en irme al dele, pero por dicha me gano la pereza (para guardar energías) y tome un bus ($1).

En el momento que vi boyas en el mar me baje del bus y me metí a la playa para encontrar el lugar, que no estaba muy lejos de donde me bajé.

El evento en sí era pequeño, y el lugar lamentablemente no estaba preparado para la actividad y la gente. No había suficiente lugar para sentarse, cambiarse y pues los lockers parece que eran el de los empleados pues estaba al puro fondo. Extrañamente nadie los estaba ocupando (seguro yo era el único que venía solo) agarre el único que tenía llave y metí algunas cosas. Me fui a preparar, poniéndome bloqueador, me comí una de las barras energéticas que traía y me tome toda la botella de hidratante que traía.

A las 7:30m me di cuenta que no eran las 7:30am sino las 8:30am, por alguna razón que no comprendo mi teléfono tenía otra zona horaria (estaba seguro que lo había puesto bien) y en carrera fui a dejar mis cosas, ponerme la gorra, tapones y agarrar mis anteojos, y he aquí donde no me lleve ni la botella de agua ni el gel que iba a usar a los 3km.

Nos dan la charla técnica, que me costo mucho entender, pero por lo menos ahi con un grupillo me puse a hablar de la ruta de 5km. Nos metemos al agua y nos ponemos en posición. Tengo que ser franco y decir que es una delicia de agua, no muy caliente ni muy fría y estaba super cristalina, se podía ver el fondo sin problemas. También que no es demasiado profundo (que tiene su desventaja como voy a decir más adelante) y uno podía ver los peces debajo de uno curioseando.

La competencia

Screen Shot 2014-10-24 at 6.43.59 PM

Hacen cuenta regresiva y salimos, claro a los pocos minutos quedo casi solo, lo que me puso ansioso por no quedarme atrás del pack, según yo, pero tuve que tranquilizarme y seguir el plan que tenía de darle tranquilo excepto la última vuelta.

Empezamos nadando hacia el oeste 600m para darle ventaja a los de 1.5km que si agarraron hacia el este de una vez.
Al dar la vuelta en la última boya y tomar hacia el este el Sol estaba aun cerca del horizonte haciendo muy difícil la ubicación de las boyas. Por dicha aún podía ver a la gente de adelante y pues pude continuar hasta ver la primera boya del circuito de 1.5m

El mar estaba sacando en ese momento por lo que pude aprovechar la corriente, aunque eso quería decir que al volver nos tocaría contra corriente.

Casi llegando a la boya final, note que el fondo estaba más cerca y de hecho podía sentir como las olas (no muy grandes) nos movían de un lado a otro, así que tenía que sacar la cara mas veces para asegurarme de que iba en dirección correcta.

Dando la vuelta, se sintió el cambio, por que efectivamente tocaba contra corriente. Empecé a sentir una molestia en los dedos pero no le di mucha importancia. Casi terminando la primera vuelta me pasa el mae que iba adelante de los 5k (ya iba por su segunda vuelta geeez usss). Al intentar apretar un poco note que mis piernas tenían algo e intenté moverlas, pero sentí que me iba a acalambrar por cualquier cosa, así que tuve que seguir con cuidado. Las dos pantorrillas y los muslos tenían algo, no sé si del calor, o que me faltó hidratarme, pero si movía mucho estaba apunto de acalambrarme y entre en pánico. Los dedos del pie izquierdo me dolían y no podía estirar ni nada. Estuve a punto de tirar la toalla. No llevaba ni 2000m y ya quería irme.

En ese momento pensé en las horas de entrenamiento y el costo de llegar hasta Barbados, y me dije a mi mismo que no me permitiría rendirme. Tendría que ser algún dolor insoportable o sentirme muy mal, lo que me sacaría del agua, eso o terminarla.

Aun me faltaban dos vueltas y decidí concentrarme en las brazadas y mantener un ritmo constante. Además aun llevaba buen tiempo: 41 minutos.

Al terminar la primera vuelta sabía que iba a tener la corriente a favor por lo que trate de deslizarme lo más posible y mantener el ritmo. Al llegar al vertica más al extremo este, me alcanza de nuevo el número uno de la carrera y al rato me alcanza el resto del pelotón. Por suerte pasan un poco de largo, por lo que solo los veo pasar sin ningún problema.

Terminando la segunda vuelta me da un tirón fuerte la pierna izquierda y me veo forzado a detenerme. Por suerte ya me siento en confianza en el agua y me puse a estirar, y al momento llego un kayak para ver como estaba, yo le hice la señal con el pulgar indicando que podía seguir, y me puse a nadar de nuevo.

Con una vuelta por terminar, tenía que concentrarme aún más en nadar lo más eficiente posible y evitar usar las piernas. Fue una vuelta de pura fuerza de voluntad. Estaba preocupado de que las piernas me volvieran a molestar más, ya que mis brazos estaban agotados y no podía aumentar la velocidad. Me acordé de como me sentí en la media maratón Correcaminos y simplemente me concentré en la técnica.

Ya casi al terminar, vi las boyas por donde arrancamos lo que significaba que solo faltaban 50 metros que se me hicieron larguísimos. En el momento que vi que me podía poner en pie, me preocupé de que las piernas no respondieran, así que me levante con cuidado y trote hasta la meta. Me tuvieron que agarrar porque se me olvidó que no habían dado chip y ocupaban mi número para el mae del cronómetro.

Una vez finalizado el trámite me dediqué a buscar hidratante y agua pues había tragado mucha agua de mar y sentía la lengua hinchada. Me baje dos botellas de una sola sentada y finalmente me senté un rato. Me cambié y estuve un rato viendo algunas de las actividades que seguían luego de las competencias.

Al medio día me devolví al hotel a almorzar, me pedí una cerveza “Banks” y la hamburguesa más grande que tuvieran en el menú y hasta ese momento (y hablando con la gente por redes sociales y Whatsapp) me cayó en cuenta que había logrado mi objetivo y no pude evitar que me salieran las lágrimas.  Ese momento en el que uno se da cuenta del resultado de tanto esfuerzo y dedicación no tiene precio.

Lo que aprendí

  • Los grillos en Barbados parece que silban más bien.
  • Es importante hacer un entreno en un lugar similar a donde se va para tomar en cuenta la temperatura, humedad y el agua de mar. Entrenar en piscina nunca será buen parámetro de comparación.
  • Puedo nadar 5km sin asistencia pero a un costo.
  • Que quiero nadar 10km el otro año y que sé que puedo con la debida preparación.
  • Que el sueño loco de cruzar el Canal de la Mancha (English Channel) entre Inglaterra y Francia no esta tan loco (digo yo).
  • Que esto del deporte, si bien es de preparación, en los momentos difíciles es de pura voluntad. Ojo, hay que saber también cuando detenerse, por que una lesión lo puede sacar a uno de próximas competencias y creo que eso requiere de más coraje para aceptarlo.
  • Que no estoy solo y tengo mucha gente a mi alrededor que me motiva a continuar en esta hermosa locura de la natación.

Barbados por la Pista

Screen Shot 2014-10-24 at 6.43.59 PM

A una semana de afrontar mi mayor reto en aguas abiertas, quería repasar todo lo que ha pasado en estos dos años de entrenamiento y por que es que me voy a mandar a esta competencia en específico.

Como ya había comentado en otro post, empecé a nadar para mejorar mi salud pero sin las lesiones del atletismo. Si bien mi idea era volver a correr, no me esperaba “enamorarme” de la natación.

Desde entonces me he propuesto retos, desde los más fantasiosos hasta los mas triviales. Primero empezando a alcanzar distancias en el entrenamiento hasta participar en mi primera competencia. Otros retos tan alocados como salir de Puntarenas y llegar a Paquera o inclusive, por que no, pensar en algún día hacer el Canal de la Mancha (De Inglaterra a Francia).

Me suscribí a H2Open (http://www.h2openmagazine.com/), una revista especializada en aguas abiertas. Ellos son patrocinadores de una competencia muy reciente en Barbados. En realidad es un festival, que tiene como plato fuerte las competencias de aguas abiertas, pero que es un evento de todo el día con diferentes actividades.

Una de mis metas antes de llegar a los 40 era participar a una competencia fuera de Costa Rica, en aguas abiertas y atletismo. Aunque siempre tenía en mente ir a Estados Unidos, al ver el anuncio en la revista, fue como amor a primera vista. Primero por que es una competencia en el Caribe, lo que hace que la temperatura del agua sea similar a la de aquí (en comparacion a EUA, donde es más frío) y segundo por que al hacer números, es una competencia que se puede hacer con un presupuesto ajustado (la inscripción cuesta $15 por ejemplo).

Llevo entrenando ya casi 2 años natación, con bastante progreso en condición y en técnica. He recibido el apoyo de mi familia y amigos, pero de manera muy en especial, del Equipo de Natación Guppys (G-Swim) y de la academia, pues me permitieron hacer doble sesión los Jueves, donde hemos trabajado la distancia y la estrategia. Por ejemplo ayer vimos la parte de la hidratación, ya que no va a haber hidratación durante el trayecto, por lo que cada nadador tiene que llevarlo.

Faltando pocos día, aumenta la emoción y el nerviosismo, pero igualmente las muestras de apoyo de los que me rodean.

Les prometo muchas fotos y dar todo de mí en la competencia.

Problemas Guava + Proguard

Para los que vieron los post sobre usar Google App Engine Endpoints para un App en Android (sí, yo sé que debo la parte final) a la hora de generar un APK firmado, puede que se topen con una excepción con Proguard. Esto pasa por culpa de una de las librerías, en este caso Guava.

Los warnings que tira Proguard son respecto a dos clases: sun.misc.Unsafe y com.google.common.collect.MinMaxPriorityQueue

Esto se arregla agregando las siguientes directivas en su archivo de proguard:

-dontwarn sun.misc.Unsafe
-dontwarn com.google.common.collect.MinMaxPriorityQueue